Hispanoteca - Portal de lengua y cultura hispanas (2022)

Letras de boleros

La música en Hispanoamérica

(comp.)Justo FernándezLópez

www.hispanoteca.eu

Hispanoteca - Portal de lengua y cultura hispanas (2)

letras de boleros

Bésame mucho

Bésame,

bésame mucho

como si fuera esta noche

la última vez

Bésame,

bésame mucho

que tengo miedo perderte

perderte después.

Quiero tenerte muy cerca

mirarme en tus ojos

verte junto a mí

piensa que tal vez mañana

yo estaré lejos,

muy lejos de aquí.

Bésame,

bésame mucho

como si fuera esta noche

la última vez

Bésame,

bésame mucho

que tengo miedo perderte

perderte después.

Historia de un amor

Ya no estás más a mi lado, corazón

en el alma solo tengo soledad

y si yo no puedo verte,

por qué Dios me hizo quererte

para hacerme sufrir más.

Siempre fuiste la razón de mi existir

adorarte para mí fue religión

y en tus brazos yo encontraba

el calor que me brindaba,

el amor de tu pasión.

Es la historia de un amor

como no hay otra igual

que me hizo comprender

todo el bien, todo el mal

que le dio luz a mi vida

apagándola después

Ay, qué

vida tan obscura,

sin tu amor no viviré.

La barca

Dicen que la distancia es el olvido

Pero yo no concibo esa razón

Porque yo seguiré siendo el cautivo

De los caprichos de tu corazón

Supiste esclarecer mis pensamientos

Me diste la verdad que yo soñé,

Ahuyentaste de mi los sufrimientos

Desde la primera noche que te amé.

Hoy mi playa se viste de amargura

Porque tu barca tiene que partir

A cruzar otros mares de locura

Cuida que no naufrague en tu vivir

Cuando la luz del sol se esté apagando

Y te sientas cansada de vagar

Piensa que yo por ti estaré esperando

Hasta que tú decidas regresar.

La media vuelta

(José Alfredo Jiménez)

Te vas porque yo quiero que te vayas,

a la hora que yo quiera te detengo

Yo sé que mi cariño te hace falta

porque quieras o no, yo soy tu dueño.

Yo quiero que te vayas por el mundo

y quiero que conozcas mucha gente

Yo quiero que te besen otros labios,

para que me compares hoy como siempre.

Si encuentras un amor que te comprenda,

y sientas que te quiera más que nadie

Entonces yo daré la media y vuelta

y me iré con el sol cuando muera la tarde.

Si encuentras un amor que te comprenda,

y sientas que te quiera más que nadie

Entonces yo daré la media y vuelta

y me iré con el sol cuando muera la tarde.

Te vas porque yo quiero que te vayas...

No me quieras tanto

Yo siento en el alma

Tener que decirte

Que mi amor se extingue

Como una pavesa

Y poquito a poco

Se queda sin luz.

Yo sé que te mueres

Cual pálido sirio

Y sé que me quieres,

Que soy tu delirio

Y que en esta vida

He sido tu cruz.

Ay, amor ya no me quieras tanto,

Ay, amor no sufras más por mí.

Si nomás puedo causarte llanto,

Ay, amor olvídate de mí.

Me da pena que sigas sufriendo

Tu amor desesperado,

Yo quisiera que tú te encontraras

De nuevo otro querer

Otro ser que te brinde la dicha

Que yo no te he brindado

y poder alejarme de ti

Para nunca más volver.

Ay, amor ya no me quieras tanto,

Ay, amor no sufras más por mi.

Si nomás puedo causarte llanto,

Ay, amor olvídate de mí.

Obsesión

Por alto esté el cielo en el mundo

por hondo que sea el mar profundo

no habrá una barrera en el mundo

que mi amor profundo

no rompa por ti.

Amor es el pan de la vida

amor es la copa divina

amor es un algo sin nombre

que obsesiona al hombre

por una mujer.

Yo estoy obsesionado contigo

el mundo es testigo

de mi frenesí

y por más que se oponga el destino

serás para mí, para mí.

Por alto esté el cielo....

Perfidia

Nadie, comprende lo que sufro yo

canto, pues ya no puedo sollozar

sólo, temblando de ansiedad estoy

todos me miran y se van.

Mujer, si puedes tú con Dios hablar

pregúntale si yo alguna vez

te he dejado de adorar.

Y al mar, espejo de mi corazón,

las veces que me ha visto llorar

la perfidia de tu amor.

Te he buscado por doquiera que yo voy

y no te puedo hallar

para qué quiero tus besos si tus labios

no me quieren ya besar.

Y tú, quién sabe por dónde andarás,

quién sabe qué aventura tendrás

que lejos estás de mí.

Sabor a mí

Tanto tiempo disfrutamos de este amor

nuestras almas se acercaron tanto así

que yo guardo tu sabor

pero tú llevas también

sabor a mí.

Si negaras mi presencia en tu vivir

bastaría con abrazarte y conversar

tanta vida yo te di

que por fuerza tienes ya

sabor a mí.

No pretendo ser tu dueño

no soy nada yo no tengo vanidad

de mi vida doy lo bueno

soy tan pobre que otra cosa puedo dar.

Pasarán más de mil años, muchos más

yo no sé si tenga amor la eternidad

pero allá, tal como aquí

en la boca llevarás

sabor a mí.

El reloj

Reloj no marques las horas

porque voy a enloquecer

ella se irá para siempre

cuando amanezca otra vez.

Nomás nos queda esta noche

para vivir nuestro amor

y tu tic-tac me recuerda

mi irremediable dolor.

Reloj detén tu camino

porque mi vida se apaga

ella es la estrella que alumbra mi ser

yo sin su amor no soy nada.

Detén el tiempo en tus manos

haz esta noche perpetua

para que nunca se vaya de mí,

para que nunca amanezca.

La falsa moneda

Gitana, tú que serás

como la falsa moneda

que de mano en mano va

y a ninguno se le queda,

que de mano en mano va

y a ninguno se le queda.

Cruzó los brazos pa' no matarla,

cerró los ojos pa' no llorar;

temió ser débil y perdonarla,

abrió la puerta de par en par.

Vete, mujer mala,

vete de mi vera,

rueda lo mismito

que una maldición;

que un día Dios permita

que el gachó que quieras

tus quereres pague,

pague tus quereres

con una traición.

Besó los negros ojos altivos

que allí dejaron cuando se fue,

y aquellas trenzas de pelo endrino

que en otros tiempos cortó pa' él.

Cuando se marchaba

ni intentó mirarla

ni lanzó un quejido

ni le dijo adiós;

entornó la puerta

para no llamarla,

se clavó las uñas,

se clavó las uñas

en el corazón.

Quizás, quizás, quizás

(Bolero)

Siempre que te pregunto

que cómo, dónde y cuándo

tú siempre contestando:

quizás, quizás, quizás.

Y así pasan los días,

y yo desesperando,

y tú, tú contestando:

quizás, quizás, quizás.

Estás perdiendo el tiempo

pensando, pensando.

Por lo que tú más quieras,

hasta cuándo, hasta cuándo.

Y así pasan los días ...

Esta tarde vi llover

Esta tarde vi llover

vi gente correr y no estabas tú;

la otra noche vi brillar

un lucero azul y no estabas tú;

la otra tarde vi que un ave enamorada

daba besos a su amor ilusionada

y no estabas.

Esta tarde vi llover

vi gente correr y no estabas tú;

el otoño vi llegar

al mar oí cantar

y no estabas tú.

Yo no sé cuánto me quieres,

si me quieres o me engañas,

solo sé que vi llover,

vi gente correr,

y no estabas tú.

Yo no sé cuánto me quieres,

si me extrañas o me engañas,

solo sé que vi llover,

vi gente correr

y no estabas tú,

y no estabas tú,

y no estabas .

Frenesí

Quiero que vivas sólo para mí,

y que tu vayas por dónde yo voy,

para que mi alma sea no más de ti,

bésame con frenesí.

Dame la luz que tiene tu mirar,

y la ansiedad que entre tus labios vi,

esa locura que es vivir y amar

que es, más que amor, frenesí.

Hay en el beso que te di

alma, piedad, corazón.

Dime que sabes tu sentir

lo mismo que siento yo.

Quiero que vivas sólo para mí,

y que tu vayas por dónde yo voy,

para que mi alma sea no más de ti,

bésame con frenesí.

Hay en el beso que te di

alma, piedad, corazón.

Dime que sabes tu sentir

lo mismo que siento yo.

Quiero que vivas sólo para mí,

y que tu vayas por dónde yo voy,

para que mi alma sea no más de ti,

bésame con frenesí.

Bésame con frenesí.

Bésame con frenesí.

La barca de oro

Yo ya me voy al puerto donde se halla

la Barca de Oro que debe conducirme.

Yo ya me voy; solo vengo a despedirme,

adiós, mujer, adiós, para siempre adiós.

No volverán tus ojos a mirarme,

ni tus oídos escucharán mi canto.

Voy a aumentar los mares con mi llanto,

adiós, mujer, adiós, para siempre adiós.

La hiedra

Pasaron desde aquel ayer ya tantos años . . .

dejaron en su gris correr mil desengaños.

Mas, cuando quiero recordar nuestro pasado,

te siento, cual la hiedra, ligada a mí.

Y así, hasta la eternidad, te sentiré.

Yo sé que estoy ligado a ti más fuerte que la hiedra,

porque tus ojos de mis ojos no pueden separarse jamás.

Dondequiera que estés, mi voz escucharás llamándote con ansiedad,

por la pena, ya sin final, de sentirte en mi soledad.

Jamás la hiedra y la pared podrían acercarse más;

igual, tus ojos de mis sueños no pueden separarse jamás.

Donde quiera que estés mi voz escucharás llamándote con mi canción;

más fuerte que el dolor se aferra nuestro amor como la hiedra.

Donde quiera que estés mi voz escucharás llamándote con mi canción;

más fuerte que el dolor se aferra nuestro amor como la hiedra.

Como la hiedra.

Mis noches sin ti

Sufro al pensar

que el destino logro separarnos,

guardo tan bellos recuerdos

que no olvidaré,

Sueños que juntos forjaron

tu alma y la mía

y en las horas de dicha infinita

que añoro en mi canto

y no han de volver.

Hoy en mi vida

tan sólo queda tu recuerdo

guardo en mis labios tus besos

dulce yvapurú

tu cabellera sedosa

acarician mis sueños

y me estrecha en tus brazos

amantes al arrullo

del cu-cu-ru-cu-cu.

Sueños que juntos forjaron

tu alma y la mía

y en las horas de dicha infinita

que añoro en mi canto

y no han de volver.

Mi corazón en tinieblas

te busca con ansias,

paso las noches pidiendo

que vuelvas a mi

porque sin ti ya ni el sol

ilumina mis días

y al llegar la aurora

me encuentra llorando

mis noches sin ti,

mis noches sin ti.

No me quieras tanto

Yo siento en el alma

tener que decirte

que mi amor se extingue

como una pavesa

y poquito a poco

se queda sin luz.

Yo sé que te mueres

cual pálido cirio

y sé que me quieres,

que soy tu delirio

y que en esta vida

he sido tu cruz.

Ay amor, ya no me quieras tanto,

ay amor, no sufras más por mí.

Si nomás puedo causarte llanto,

ay amor, olvídate de mí.

Me da pena que sigas sufriendo

tu amor desesperado,

yo quisiera que tú te encontraras

de nuevo otro querer.

Otro ser que te brinde la dicha,

que yo no te he brindado,

y poder alejarme de ti

para nunca más volver.

Hay amor ya no me quieras tanto...

Noche de ronda

Noche de ronda

qué triste pasa,

qué triste cruza

por mi balcón.

Noche de ronda,

cómo me tienes,

cómo lastimas

mi corazón.

Luna que se quiebra

sobre las tinieblas de mi soledad.

¿A dónde va?

Dime si esta noche

tú te vas de ronda como ella se fue.

¿Con quién estás?

Dile que la quiero,

dile que me muero de tanto esperar.

Que vuelva ya.

Que las rondas no son buenas.

Que hacen daño, que dan pena.

Y se acaban por llorar.

Dile que la quiero,

dile que me muero de tanto esperar.

Que vuelva ya.

Que las rondas no son buenas.

Que hacen daño, que dan pena.

Y se acaban por llorar.

Regálame esta noche

No quiero que te vayas,

la noche está muy fría,

abrígame en tus brazos,

hasta que vuelva el día

Tu almohada está impaciente,

de acariciar tu cara;

tal vez te dé un consejo,

tal vez no diga nada.

Mañana muy temprano,

platicarás conmigo

y si estás decidida

a abandonar el nido,

entonces será en vano,

tratar de detenerte

regálame esta noche,

retrásame la muerte.

Si tú me dices ven

Si tú me dices ven, lo dejo todo,

Si tú me dices ven, será todo para ti.

Mis momentos más ocultos

También te los daré.

Mis secretos que son pocos

Serán tuyos también.

Si tú me dices ven, todo cambiará.

Si tú me dices ven, habrá felicidad.

Si tú me dices ven, si tú me dices ven.

No detengas el momento por las indecisiones

Para unir alma con alma, corazón con corazón.

Reír contigo ante cualquier dolor,

Llorar contigo, llorar contigo

Será mi salvación

Pero si tú me dices ven, lo dejo todo.

Que no se te haga tarde,

Y te encuentres en la calle

Perdida, sin rumbo y en el lodo.

Si tú me dices ven, lo dejo todo.

Solamente una vez

Solamente una vez amé en la vida.

Solamente una vez y nada más.

Solamente una vez en mi cuerpo

brilló la esperanza.

La esperanza que alumbra el camino

de mi soledad.

Una vez nada más se entrega el alma

con la dulce y total renunciación.

Y cuando ese milagro realiza

el prodigio de amarse.

Hay campanas de fiesta que cantan

con el corazón.

Solamente una vez en mi cuerpo

brilló la esperanza.

La esperanza que alumbra el camino

de mi soledad.

Una vez nada más se entrega el alma

con la dulce y total renunciación.

Y cuando ese milagro realiza

el prodigio de amarse.

Hay campanas de fiesta que cantan

con el corazón.

Un siglo de ausencia

Un siglo de ausencia,
voy sufriendo por ti
y una amarga impaciencia
me ocasiona vivir.


Tan separado de ti
pensar
que no he de verte otra vez,
fingir
que soy feliz sin tu amor,
llorar con mi dolor.


La vida inclemente
te separa de mí,
y un siglo de ausencia
voy sufriendo por ti.

En la multitud
busco los ojos
que me hicieron tan feliz
y no logro hallar
en otros labios
la ilusión que yo perdí.


La vida inclemente
te separa de mí,
y un siglo de ausencia
voy sufriendo por ti.

En la multitud
busco los ojos
que me hicieron tan feliz
y no logro hallar
en otros labios
la ilusión que yo perdí.


La vida inclemente
te separa de mí,
y un siglo de ausencia
voy sufriendo por ti,
y un siglo de ausencia
voy sufriendo por ti.

Top Articles

You might also like

Latest Posts

Article information

Author: Terrell Hackett

Last Updated: 11/17/2022

Views: 6348

Rating: 4.1 / 5 (52 voted)

Reviews: 83% of readers found this page helpful

Author information

Name: Terrell Hackett

Birthday: 1992-03-17

Address: Suite 453 459 Gibson Squares, East Adriane, AK 71925-5692

Phone: +21811810803470

Job: Chief Representative

Hobby: Board games, Rock climbing, Ghost hunting, Origami, Kabaddi, Mushroom hunting, Gaming

Introduction: My name is Terrell Hackett, I am a gleaming, brainy, courageous, helpful, healthy, cooperative, graceful person who loves writing and wants to share my knowledge and understanding with you.