Letras y acordes Archivo - Rafa Pons (2022)

ESTÚPIDO

Ni todas las balas disparan a dar,
ni merece una herida siempre cicatrizar.
Es terrible y certero el recuerdo de lo que has perdido.

Sin embargo me llegan destellos sólo del principio.

Tu sonrisa temblando de amor y yo muerto de cariño.

Tus orgasmos, mis versos, el primer sofá
que compramos sin tener claro cómo pagar.

Los trescientos millones de series que nos engancharon.

Despertarme sintiendo que tú sí que eras para tanto.
La certeza de la eternidad al fundirme en tu abrazo.
Mirarte al dormir.
Llorar por ser tan feliz.

Amueblar la caja de Pandora para nuestra perdiz

fue tan estúpido, estúpido… y vulgar.

Pero la vida es peor que cualquier culebrón
y se empeña en que todo siga el mismo guion.
Llegó un día en que ya no te hacían más gracia mis bromas,
en que seguías conmigo por no sentirte mala persona,
porque es hipnótico ver edificios cuando se desmoronan.

Decirme al sexo que no

con desprecio y dolor.

El usar el cajón de Pandora enterrando el amor

fue tan estúpido, estúpido… y vulgar.

Y es un alivio saber que nada es tan especial.

Fuimos sólo un cliché y nuestro amor tan normal.

Que esta historia me parece a veces un espejismo.

Tenemos nuevos parejas y han nacido niños.

Sólo hay huellas borradas y afecto en nuestro camino.

Yo soy mucho mejor,

tú has vuelto a sonreír

y al cajón de Pandora ya va siendo hora de echarle un barniz.

Fue tan estúpido, estúpido… y vulgar.

CALMA

Tientas la suerte preguntándome qué piensas.
Si quieres te dibujo, susurrando,
qué llego a imaginar.
Mientras me estás acariciando, guardas
distancias que te saltas para darme
motivos que me incitan a mezclarte
tu fantasía y mi verdad.
Los trucos que me invento
yo si quieres te los cuento
pero en calma.

Frenético es el ritmo cuando hay calma.
Sudar neuronas, ir poniendo trampas.
Dejar que hable la piel
esa lengua que nos une desde el alma.
Voy a pegarle un sorbo a tus entrañas.
Parece casi obsceno ir a una cama,
que el morbo sólo es lamernos con palabras.

Bebo el resto del aliento que aún nos queda.
Tú mándame algún verso por la oreja,
yo ya lo rimaré
al compás que me marcas cuando tiemblas
y me dices que no aguantaremos más.
Regálame un segundo, no hace falta respirar.
No es malo que se acabe el universo
si se expande con la calma.

Frenético es el ritmo cuando hay calma …

Y se mezclan la saliva y el sudor,
el cielo y el infierno.

Y se diluye mi vicio en tu sabor.

El cigarro se consume, niña, hagamos un resumen

pero en calma.

Frenético es el ritmo cuando hay calma …

NO TE GUARDO RENCOR

Me tendría que haber follado a tu prima
el día en que se me insinuó en aquel bar,
tener el valor de mearme en la pica
cada vez que me decías “ojo con salpicar”.

Mezclar ropa blanca con la de colores,
bostezar cuando me hablabas de antiguos amores,
gritar que tus amigos parecen piojos,
¡que sí, que te hace gorda ese vestido rojo!

Merezco estar oyendo que
me dejas porque te has enamorado de
un tío que tú sientes que es peor que yo.
Y es que la culpa es mía, no te guardo rencor.

Yo me lo busqué, basta de melodrama.
Te vendí que era un santo y buscaste un cabrón.
Fui yo el que conté que eras buena en la cama
cuando seguro hay muertas que se mueven mejor.

Que adoro a tu sobrino pero no es buen delantero,
que entre tu padre y yo no sé quién es más putero,
que si te echan de seis curros ya no es mala suerte,
que lo tuyo es roncar y no respirar fuerte.

Merezco estar oyendo que …

Me gasté demasiado dinero en regalos.
Elegiste el color de todas las cortinas.
Cómo voy a borrar tu nombre tatuado.
Me tendría que haber follado a tu prima.

Merezco estar oyendo que …

Sé feliz con el otro, ojalá que os caséis.
Quédatelo todo menos la Play.

LA TONTERÍA

Vamos a apartar un rato la melancolía,

a ver si de una vez se nos va la tontería.

Y nos dejamos de joder con tanto miedo

y tanta culpa.

Porque empiezo a sospechar

que a la gente le gusta

revolcarse en los problemas

y quedarse con lo malo.

Como si errar no fuera algo humano.

Nos merecemos avanzar.

Yo no voy a parar hasta que sepas que te necesito.

Y si hace falta, amor, te lo suplico.

Cariño, me tienes que perdonar.

Tú sabes que en el fondo soy buen tipo.

Venga, merezco una oportunidad.

No pienso engañarte, hermosa, tú no eres perfecta.

ni la línea del amor es mejor cuando está recta.

Pero sé que te emociono y te mereces que proclame

que a tu lado el universo es un lugar menos infame.

Odio estos tiempos

patéticamente correctos

en que todo es pulcro, sano y sin errores,

si los amores no lo son.

Yo no voy a parar hasta que sepas que te necesito …

PRECAUCIÓN

Pongamos que te pongo,
no hay otra explicación.
Qué torpe es el deseo,
qué absurda la razón.
Aquí ya lo de menos

es doblarte la edad,
no me partas por la mitad.
Si te vienes conmigo, dijiste,

te haré enloquecer.
Perfecto, cariño, nunca estuve cuerdo,

lo soportaré.

Y es que a nadie le importa una mierda
si llevo en la izquierda mi corazón.
Tengo la mente estrecha
y mi parte derecha
siempre me aplasta la intuición.

¿Dónde fuiste anoche?
¿Dónde estaba yo?
¿Quién cojones era el tipo que llamó?

Nadie dijo que esto fuera a ser amor.
¿Dónde fuiste anoche?
¿Dónde estaba yo?
¿Quién cojones era el tipo que llamó?

Tú mascaste la tragedia,
él la escupió.

Pasaron dos añitos de bonita mentira

donde tú aprendiste a no ser tan feliz.
Yo me saqué un máster en jodernos la vida,

a juego con la cicatriz

que me hizo el puñal de tu lengua dentro del pantalón.

La disimulo con un tatuaje que pone “precaución”.

Y es que a nadie le importa una mierda …

Te cambiaría por cualquiera
que besara como tú.
Escaparía con la primera
que escupiera juventud.

REINA

Despierta sudando.
Salta de la cama disimulando.
No quiere alterar ni un segundo
la paz de palacio.
Sale del cuarto en silencio.

Se enciende un cigarro.
Abre una botella de un whisky barato
que se hizo traer a escondidas
para recordar el aroma de una vida
que está empezando a olvidar.
Y se sorprende al desear…

Que la llamen reina,

sólo cuando un amor
la atrape en el colchón
y le tiemblen las piernas.
Qué extraña es la verdad,

en su sueño al final
despierta la princesa.
Hoy que todo es tan real,

quizás no le interesa.

Le duele el desprecio
que siente en la mirada

de quienes critican.
Y busca en el vaso el reflejo

de su propia cara;
tiembla al verse de niña.


El mundo no sabe
lo mucho que cuesta ser diferente.
Y le hierve esa sangre tan roja

que la hace vulgar.
Y ebulle el caos de repente
hasta hacerla quebrar

y luego, en llantos,

fantasear con…

Que la llamen reina …

Y así se lo imagina este cantautor
en un delirio de empatía.
Mientras ella supera

su crisis de terror
y vuelve a su rutina.
Cumple una misión.
Sabe que es un error

cuando alucina con…

Que la llamen reina …

ALGO QUE TÚ NO SEPAS

Cómo me gustaría

contarte algo que tú no sepas.

Ser el protagonista

de las historias que te desvelan.

Darle una patadita a tu corazón

cuando no calienta.

Cómo me gustaría

contarte algo que tú no sepas.

Pero el duende se me escapó.

Se fue de viaje

y me dejó una canción,

pero faltaba una frase.

Y no me inspiran, que no, que no,

ni los quejidos de tu colchón,

ni los piropos que aún no te canto.

Lerele…

Yo fui de marinerito a tu comunión

y de verdugo a la ejecución

de los besos que no me dabas.

Lerele…

Y aspiro a ser un problema para tu piel,

que no resuelvas sin aprender

que no compensa que no me quieras.

Pero cómo me gustaría

contarte algo que tú no sepas.

Ser el protagonista

de las historias que te desvelan.

Darle una patadita a tu corazón

cuando no calienta.

Cómo me gustaría

contarte algo que tú no sepas.

Pero qué le vamos a hacer.

No soy adivino,

nunca sé si tú estás bien

ni cuál es el camino.

Cuando me amas mansa y feroz,

tiemblan las manos de mi reloj.

Se para el tiempo y si te marchas,

me paro yo.

Yo fui de marinerito a tu comunión …

Yo soy el mendigo de tu portal,

tú la marquesa que no me da

ni la moneda que dio de vuelta

tu soledad.

Yo fui de marinerito a tu comunión …

Cómo me gustaría

contarte algo que tú no sepas.

NIÑO VIEJO

Me encantaría decidir

mi suerte con una moneda,

pero soy más de escribir

pros y contras en la tierra.

Hasta que llega el chaparrón

y me la pela el dolor.

Me camuflo con el barro

y pongo rumbo al rocanrol

canturreando algún bolero.

Yo siempre seré un niño viejo.

Siempre dispuesto a aprender,

siempre muerto de miedo.

Acostumbrado a frecuentar

la noche como compañía,

busqué un amor en cada bar,

y en los puertos, melancolía.

Pero no supe dormir

sin encender una luz

y aprendí a escribirme cuentos

para que los cantes tú,

mientras me abrazas en sueños.

Yo siempre seré un niño viejo …

Y sin más bastón que un juguete

aprendí a crecer.

Volviéndome loco hasta comprender

que sólo soy lo que siento.

Y por fin logré olvidarme contigo de mí.

Y aspiro a ser libre hasta sonreír.

Como un bebé con su abuelo,

volando cerca del suelo.

Yo siempre seré un niño viejo …

CAPULLO TONIC

Le conocí de noche

en una fiesta muy loca.

Llevaba el móvil en el cinturón,

tenía cuenta en Forocoches,

siempre torcía la boca

y conducía un Ford Orion.

Era un megacuñado

que opinaba con firmeza

de cosas que no lograba entender.

Pajillero diplomado en el chat de Terra,

Larios era su ginebra,

y su tónica, Schweppes.

Llamaba “coleguita” a los dependientes

y “panchito” a cualquiera del sur.

Y en los chistes de Torrente no reía

por lo mismo que tú.

Capullo Tonic

Casi no le reconozco

al verlo este verano

en un mercado medieval de Benidorm.

Ahora es hippy,

antivacunas, vegano,

y se gana la vida como coach.

Se relaja con mandalas,

ya no habla de chavalas:

son compañeras de lo espiritual.

pero si sube mal la mezcla de tofu con seitán

manda fotos por privado

de su polla en Instagram.

Para tomar ginebra utiliza un jarrón

y le echa lo que encuentra por ahí,
rúcula, pimienta, diez pepinos

y hasta un puto bonsai.

Capullo Tonic

Ahora tiene una afición

tres veces por semana,

dice que cocina cerveza artesana.

Y sin escrúpulos, distingue lúpulos

y se siente un samurái,

una especie de mezcla

entre Arguiñano y Walter White.

SOPORTARLO

Bien, será mejor callar.

Tanta mediocridad

nos está devorando.

Sé que no vas a cambiar

y si yo no lo hecho ya

no sé por qué diablos

seguimos gritando.

Tus maneras de odiar

sonriéndome al mirar

con todo tu desprecio.

Y mi arte para callar

deseándome escapar

insultándote en silencio.

Me acusas de perder tu juventud,

de entregarme el corazón

y no saber cuidarlo.

Si nadie va a quererme como tú.

Tienes que comprender, amor,

que yo podré soportarlo.

Los caminos del placer

no acaban en un somier

ni son inescrutables.

Queda bien disimular

fingir que nos da igual

pero el sexo nos tira

y nos sentimos culpables.

Siempre gritas “se acabó”

y yo pienso que ojalá

pero siento que es mentira.

Y dudo entre llorar,

besarte o empezar

de cero en otra vida.

Me acusas de perder tu juventud …

Y tengo claro que así no,

que no compensa nada tanto.

Pero susurras “mi amor,

quizás puedas soportarlo”.

Top Articles

You might also like

Latest Posts

Article information

Author: Rob Wisoky

Last Updated: 10/29/2022

Views: 6380

Rating: 4.8 / 5 (68 voted)

Reviews: 83% of readers found this page helpful

Author information

Name: Rob Wisoky

Birthday: 1994-09-30

Address: 5789 Michel Vista, West Domenic, OR 80464-9452

Phone: +97313824072371

Job: Education Orchestrator

Hobby: Lockpicking, Crocheting, Baton twirling, Video gaming, Jogging, Whittling, Model building

Introduction: My name is Rob Wisoky, I am a smiling, helpful, encouraging, zealous, energetic, faithful, fantastic person who loves writing and wants to share my knowledge and understanding with you.